domingo, 31 de mayo de 2009

10 Fantásticos Consejos para Fotografiar Bebes

Por Jose Luis Rodriguez

Tener un bebé en casa te facilita la oportunidad de hacer esas fotos para toda la vida. En el siguiente artículo te daré unos consejos muy sencillos de aplicar para que puedas realizar esas fotografías que se convertirán en la envidia de familia y amigos y te permitirán mantener para siempre momentos inolvidables. ¿Te lo piensas perder?



La semana pasada estaba con unos amigos que acaban de ser padres por primera vez. Hablando con ellos, se preguntaban si habría fotógrafos especializados en la fotografía de bebés. Pensando en ellos y en una serie de amigos más que están a punto de ser padres también, reflexioné sobre distintos consejos y trucos que se podrían aplicar a la hora de hacer fotos a bebés y niños pequeños o recién nacidos.

Lo cierto es que muchos de los consejos para hacer fotos a niños son aplicables en fotografías de bebés, pero la diferencia fundamental entre los recién nacidos y los niños a partir de un año de edad radica fundamentalmente en su movilidad, por lo que algunas técnicas son específicas a la hora de retratar bebés.

Los dos siguientes puntos no te ayudarán a hacer mejores fotos, pero te servirán para tener más fotos. Cuando los bebés crezcan, te alegrarás de haber hecho caso a estos dos consejos porque gracias a ellos habrás recogido momentos inolvidables que de otro modo podrías haber dejado escapar.

Ten la Cámara Siempre a Mano

Si acabas de tener un bebé, posiblemente tengas ahora más tiempo para estar con el recién nacido. Aunque las atenciones que requieren hacen que no puedas dedicar demasiado tiempo a la fotografía, no te faltarán momentos en los que poder hacer un buen uso de tu cámara.

Ten la cámara siempre a mano. En lugar de tenerla guardada en un armario, si puedes, dejala en algún sitio en la habitación donde más tiempo pases, donde no moleste pero esté a tu alcance. Puede ser en el salón o en el comedor.

Teniendo tu cámara a mano y con la batería bien cargada podrás hacer muchas más fotos que si tienes la cámara guardada y tienes que levantarte a por ella cuando quieras hacer fotos.



Haz Muchas, Muchas Fotos

Foto de paul goyetteUn problema muy frecuente es que hacemos muchas fotos en las primeras horas o días de vida de un bebé, y relajamos luego la práctica de la fotográfía, dejando pasar mees sin fotografiar a los niños.

Un recien nacido

cambia día a día

cuando tiene pocos meses. Para quien vive con él, los cambios son inpreciables, pero cuando una persona los ve con menor frecuencia, nota los cambios de semana en semana.

No tengas problema en hacer fotos a los bebés continuamente. Aunque todas las fotos te puedan parecer iguales, con el tiempo descubrirás lo que había cambiado tu hijo en el pasado al revisar las fotos antiguas.

Cambia el Punto de Vista

Huye del clásico punto de vista en el que mantienes tu posición de pie, erguido, con la cámara a la altura de los ojos.

Baja hasta la altura donde esté el bebé, o incluso situate por debajo de él. Estando a su altura conseguirás planos mucho más interesantes.

Acércate... Más

Foto de paul goyetteNo tengas miedo de hacer primerísimos planos. Acércate todo lo que tu cámara te permita.

Puedes acercarte con tu cámara o, si dispones de un buen zoom, utilizar focales largas para sacar todo más cerca sin necesidad de estar demasiado pegado al bebé.

Utilizando estas focales largas evitarás las distorsiones molestas que se pueden llegar a producir cuando te acercas demasiado con la cámara utilizando focales más cortas.


Enfoca a los Ojos...

Si estás sacando la cara del bebé, no olvides, como en cualquier retrato, enfocar a los ojos.

El elemento que se encuentra más enfocado de la fotografía es el que atrae la atención, y los ojos son el elemento que más sensaciones transmite en un rostro.

De nada sirve una buena composición, unos colores fantásticos, una iluminación maravillosa, ... si los ojos quedan desenfocados.

...O Céntrate en Algún Detalle de Su Cuerpo

Foto de losiekLos bebés son súmamente pequeños y frágiles. Una manera especial de hacerles fotos es

centrase en el detalle

. Una mano, un pie, una oreja, ... Trabajando en modo macro, si tu cámara o tu objetivo lo permiten, te permitirá centrar la atención en esos pequeños detalles que de otro modo podrían pasar desapercibidos en un retrato convencional.

Permítete el lujo de hacer muchas fotos, y una vez tengas las más clásicas, céntrate en macros de distintos detalles de sus cuerpo. Podrás conseguir fotografías muy interesantes e incluso hacer composiciones o collages con varias fotos.

Usa el Modo de Disparo de Ráfaga

Si tu cámara lo permite, utiliza el modo de disparo de ráfaga. Este modo permite hacer varias fotos seguidas, una a continuación de la otra.

Los bebés cambian continuamente de expresión, se mueven, pestañean, ... No tengas miedo de hacer fotos de sobra, aunque aparentemente sean todas iguales. Haciendo muchas fotos seguidas, es más probable que en alguna de ellas consigas inmortalizar una expresión "especial". Si haces una única foto, puede que te des cuenta tarde, al verla en el ordenador, de que la fotografía no es como esperabas.

Usar el Flash, ¿Si o No?

Lo cierto es que

hay diversidad de opiniones

a la hora de utilizar el flash. Todos parecen coincidir en que los bebés no tienen completamente desarrolladas sus facultades visuales al nacer, y la evolución de su vista se va produciendo con el paso del tiempo.

Sin embargo, en cuanto al

efecto de la incidencia de la luz directa a los ojos del bebé

no acaba de haber consenso. Hay pediatras que consideran que el uso del flash directamente sobre los ojos del bebé afecta directamente al desarrollo futuro de la capacidad visual de la criatura, mientras que otros profesionales consideran que esto no afecta en absoluto.

Sea como fuere, y ante la posibilidad de que afecte, es preferible rebotar la luz del flash en lugar de hacer incidir la luz directamente sobre el bebé, y a ser posible, no abusar del uso del flash.

Si no lo tienes un flash externo, no vas a tener mejor excusa para comprar uno que el de poder hacer fotos en casa de tu recién nacido (siempre que tu pediatra esté de acuerdo)

Usa la Luz Indirecta

Foto de paul goyetteSi no quieres usar flash, o simplemente no tienes un buen flash externo y el de la cámara no es suficiente, prueba a utilizar la luz natural de forma indirecta.

Prueba a hacer fotos al bebé junto a una ventana si estás en el einterior de una casa, de modo que la luz incida lateralmente sobre su rostro. En los retratos, la luz lateral es unp de los recursos más utilizados, ya que permite destacar muy bien lasformas y relieves.

Solamente necessitarás comprobar que las condiciones de luz son suficientes para poder hacer las fotos con garantías de que no salen movidas. Para ello, revisa que las condiciones de apertura, velocidad y sensibilidad ISO permiten tomar las fotos con la sufuciente luz y nitidez.

Prueba en Blanco y Negro

Foto de GusttyLa fotografía en blanco y negro tiene un encanto especial. No dejes de trabajar el blanco y negro en tus fotos.

Recuerda que

es preferible

, eso si,

hacer las fotos en color para luego convertirlas posteriormente a blanco y negro

. Aunque tu cámara lo permita, si utilizas el modo de blanco y negro o sepia de la cámara estarás perdiento información que tal vez necesites al hacer la foto.

Prueba a

convertir las fotos a blanco y negro

con alguno de los métodos de paso a blanco y negro que te hemos explicado en algún que otro artículo. Esto te permitirá tener un mayor control sobre los resultados que si empleas el modo de blanco y negro de la cámara.

jueves, 28 de mayo de 2009

5 Consejos para hacer Mejores Fotos en Blanco y Negro


Foto de Tatiana Sapateiro
Por Jose Luis Rodriguez

Dentro de la serie de artículos de fotografía en blanco y negro, hoy queremos daros 5 buenos consejos para mejorar vuestras fotos en blanco y negro. Si os interesa la fotografía en blanco y negro, no deberías perder el siguiente artículo.


1. Dispara en RAW

Foto de etoileHay muchos usuarios que no utilizan el formato RAW, simplemente porque su cámara digital no lo permite, o porque nunca se han informado sobre las ventajas del RAW frente al JPEG. En caso de que esta última sea tu situación, deberías dedicar unos minutos a leer las diferencias entre RAW y JPEG y cambiar inmediatamente la configuración de tu cámara para disparar a partir de ahora en RAW, ya que el formato RAW te ofrece mucho mayor control sobre el procesado posterior de la imagen.

2. Dispara en Color

Independientemente de que tu cámara permita usar el formato RAW o no, dispara siempre en color. Muchas cámaras cuentan con una función de procesado que realiza el paso automático de la imagen a blanco y negro, pero si optamos por esta opción perderemos una información imposible de recuperar posteriormente. Es mucho mejor disparar en color y posteriormente procesar la imagen para convertirla a blanco y negro por cualquiera de los métodos, ya que dispones de un control mayor para realizar esta conversión a vuestro gusto.

3. Utilizar un ISO bajo

Foto de paul goyetteSiempre que las condiciones de iluminación lo permitan, usar la sensibilidad ISO más baja de que disponga tu cámara digital. El uso de ISO altos provoca pérdida de información y por tanto de calidad de la imagen. Si deseais simular el grano de una película de ISO alto, lo podes hacer posteriormente en el tratamiento final de la fotografía con el ordenador.

4. Elige el mejor momento del día para disparar

En fotografías en el exterior con iluminación natural, las horas centrales del día dan una luz más dura que el amanecer y el atardecer. La mayoría de los fotógrafos prefieren utilizar estas horas de luz más suave para realizar las fotos con un menor contraste entre luces y sombras.

Los días nublados te permitirán conseguir esa luz más suave en las horas centrales del día. En ese sentido, cuando parece que el clima no acompaña para hacer fotos en color, nos ayuda a hacerlas en blanco y negro. Ya tienes una buena escusa para hacer fotos aunque esté nublado.

En cualquier caso, no dejes de hacer una foto por no disponer de la mejor luz. Siempre la podrás desechar después si no te convence el resultado.

5. Composición

Prácticamente todas las reglas de composición y recomendaciones que hemos hecho para fotografía tienen aplicación en fotografía en blanco y negro, salvo precisamente las que están asociadas al color. En la fotografía en blanco y negro, las luces y las sombras juegan un papel especial en cuanto a composición se refiere precisamente por esta ausencia del color.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Todo lo que Necesitas Saber sobre Filtros en Fotografía


Filtro
Por José Luis Rodríguez

Si estás pensando en cambiar a una cámara réflex digital, o hace poco tiempo que tienes una, es probable que hayas comenzado a oir hablar de filtros para los objetivos de tu cámara y no tengas nada claro cuales necesitas o que tipos hay. Hoy te contamos "todo lo que siempre quisiste saber sobre los filtros y nunca te atreviste a preguntar".


Este es el caso de mi amigo Nacho, que hace un mes se compró una Pentax K10D. Desde entonces se encuentra metido en una espiral consumista por la cantidad de accesorios que necesita para su cámara digital hasta entonces desconocidos para él, entre los que se encuentran los filtros.

Tipos de filtros según su forma

Existen dos clases de filtros según su forma: los de rosca y los basados en portafiltros.

filtros 1Los filtros de rosca se enroscan en el objetivo, pudiendo encajar varios filtros sobre un mismo objetivo. Algo esencial que necesitarás saber es el diámetro de tu objetivo, ya que cada lente tiene un diámetro, y es bastante probable que si dispones de dos o más objetivos, no coincidan en diámetro, necesitando un filtro para cada objetivo, salvo que quieras utilizarlos sosteniendolos con la mano sobre el objetivo, para lo que te servirá el de diámetro mayor, aunque ye te decimos que este método no es demasiado práctico.

Los basados en portafiltros cuentan con una estructura (portafiltro), sobre la que se coloca el filtro, intercambiando el filtro que necesitemos en cada ocasión manteniendo la estructura.

Tipos de filtros según su uso

Según el uso que se le da a los filtros, podríamos hablar de la existencia de cinco grandes grupos: filtros protectores, filtros polarizadores, filtros de densidad neutra, de colores, y filtros de efectos especiales.

Filtros protectores

También llamados filtros UV, son los más sencillos, ya que no hacen nada con la imagen. Buscan proteger físicamente la lente de golpes, polvo, arañazos, etc. dejando pasar completamente la luz. Si son de buena calidad, prácticamente no habrá pérdida de luz.

Para este tipo de filtros hay partidarios y detractores, ya que, si bien protegen el objetivo de algunos posibles daños, los más puristas afirman que se pierde nitidez y calidad de imagen con su uso, ya que producen flares, producen difraccion con digitales, y tienen peor calidad que las lentes que componen un objetivo bueno.

Por ello, es una elección personal del usuario el disfrutar plenamente de las posibilidades del objetivo bajo riesgo de sufrir algún percance en la óptica de la cámara, o la de utilizar uno de estos filtros para proteger la lente a cambio de perder algo de luz y/o nitidez.

Filtros polarizadores

Los filtros polarizadores se caracterizan por dejar pasar únicamente la luz polarizada.

Filtros 2

Existen dos tipos de filtros polarizadores: los lineales y los circulares. En la actualidad, lo normal es encontrar circulares, ya que los lineales impiden el correcto funcionamiento de los objetivos con autofoco.

Las principales características de los filtros polarizados son:

  • la eliminación de reflejos sobre superficies no metálicas como agua y cristal, especialmente con ángulos entre 30º y 40º.
  • el realce del colorido de las plantas al filtrar los reflejos azulados del cielo.
  • la eliminación de luz del cielo sin nubes, tornando el azul del cielo a un tono más oscuro, con lo que las nubes blancas se realzan frente al azul del cielo. Este efecto varía en intensidad en función del ángulo respecto al sol.

Por dejar pasar únicamente ciertos tipos de luz, los colores del arco íris desaparecen a través de este tipo de filtros.

Filtros de densidad neutra

Filtros 3Filtran todo el espectro visible, permitiendo la reducción de la intensidad de la luz sin que se altere el color o el contraste. Mediante su uso disminuye la cantidad de luz que llega al sensor de la cámara. Utilizan distintas numeraciones según el grado en el que limitan el paso de la luz, siendo más pronunciada esta limitación a mayor número del rango.

Con estos filtros conseguimos

  • reducir la intensidad de la luz
  • utilizar una velocidad de obturación menor
  • utilizar una apertura de diafragma mayor

Una aplicación habitual de los filtros de densidad neutra son las fotos en corrientes de agua (ríos, saltos de agua, cascadas) en las que, gracias al uso de un trípode y de tiempos de exposición prolongados, el agua aparece como una masa difusa.

También podemos conseguir menores profundidades de campo en fotografías con luz ambiente que saldrían sobreexpuestas si n el uso de estos filtros.

Filtros de colores

Filtros 4Utilizados principalmente en fotografía en blanco y negro, de colores amarillos, naranjas, rojos y verdes, absorben ciertos colores resaltando otros. En fotografía digital, el efecto obtenido con este tipo de filtros se puede simular bastante bien convirtiendo las fotos a blanco y negro a través del mezclador de canales, donde indicamos el uso de cada canal de color, o lo que es lo mismo, limitamos el paso de la luz de ciertos colores.

Otros tipos de filtros

Si creeis que con esto acaba vuestra pesadilla, estais equivocados. Me he dejado en el tintero algunos tipos de filtros más, como son los filtros de estrella o los destinados a fotografía infrarroja.

Además, tened en cuenta que cuando tengais claro el filtro que necesitais, entrareis en el apasionante mundo de las marcas (y los precios): B+W, Hoya, Tiffen, Hama, ... Además, dentro de una misma marca y un mismo tipo de filtro, existen distintos modelos que marcarán una diferencia importante en su precio: HMC, Multicoated, Pro, ...

Pero eso es ya otra historia...

jueves, 14 de mayo de 2009

La Profundidad de Campo Explicada con Ejemplos

La profundidad de campo
Por José Luis Rodríguez para Dzoom

La profundidad de campo es un término utilizado en fotografía para expresar el rango de distancias reproducidas con una nitidez aceptable en una foto. ¿Sabes cuales son los elementos que determinan una mayor o menor profundidad de campo? Te lo contamos en el siguiente artículo



Valores que afectan la profundidad de campo

Foto de paul goyetteLa profundidad de campo va a influir de forma decisiva en la atención a la hora de contemplar una fotografía, ya que inconscientemente dirigimos nuestros ojos a aquellas zonas de la imagen que se encuentran más enfocadas frente a aquellas otras que no lo están.

La profundidad de campo obtenida va a depender de varios factores:



1. La apertura del objetivo

La profundidad de campo de nuestra foto será mayor cuanto más cerrado esté el objetivo, o lo que es lo mismo, tenga un número f mayor. Así, una fotografía tomada desde un punto a f16 tendrá mayor profundidad de campo que otra tomada desde el mismo punto con una apertura de f4.

2. La distancia al elemento fotografiado

Foto de Jeff KubinaCuanto más cerca nos encontremos del elemento que estemos fotografiando, menor será la profundidad de campo.

Cuanto más lejos nos encontremos del objeto a fotografiar, la profundidad de campo será mayor. Esto significa que si, con una misma abertura del diafragma, hacemos una fotografía a un objeto que tengamos cerca nuestro, la profundidad de campo será menor que si hacemos una foto con esa misma abertura a algo que se encuentre más alejado.

3. La distancia focal

Cuanto menor es la distancia focal de nuestro objetivo (o la que tengamos seleccionada en un momento dado, si es un objetivo zoom de focal variable), mayor será la profundidad de campo obtenida.

Cálculo de la profundidad de campo

Foto de .steve.TComo hemos explicado, la profundidad de campo depende pues, de esos tres factores: apertura del diafragma, distancia al objeto y focal del objetivo.

A partir de estos tres parámetros es posible calcular el valor de la profundidad de campo que vamos a obtener al hacer una foto.

Si quieres calcular la profundidad de campo para unas características determinadas, en este enlace dispones de un completa calculadora que te permitirá conocer el valor de la profundidad de campo para tu cámara digital a partir de las distintas variables que hemos comentado.

sábado, 9 de mayo de 2009

Elimina Objetos en Perspectiva con Photoshop (Videotutorial)

Por Miguel Lucas para Dzoom

Para los amantes de Photoshop CS2, hoy les acercamos este vídeotutorial que nos enseña a utilizar el nuevo plugin de CS2 Vanishing Point para facilitar la clonación de zonas en perspectiva.


video

martes, 5 de mayo de 2009

Descubre la Fusión de Imágenes: una Técnica de la Familia HDR

Por José Luis Rodríguez para Dzoom

Como la técnica del bracketing u horquillado serve para tomar varias imágenes con un fuerte contraste de luces y sombras que nos permitiera posteriormente fusionarlas en una sola, tomando lo mejor de ellas, aumentando el rango dinámico de la imagen resultante, lo que en inglés se conoce como "Digital blending". Aquí lo enseñamos como hacerlo con Photoshop.


Para el ejemplo hemos utilizado dos fotografías realizadas al atardecer. De una nos interesa especialmente el cielo, donde disponemos de mucha información de naranjas, aunque el resto de la fotografía está oscura. En cambio, la que tiene el cielo sobreexpuesto, dispone de mucha más información en la parte de los edificios, el muelle y el agua.
Imagen con el cielo sobreexpuesto

Imagen con el cielo sobreexpuesto

Imagen con el ciello correctamente expuesto

Imagen con el cielo correctamente expuesto

Los pasos son los siguientes:

  • Abrir la fotografía más clara en Photoshop.
  • Abrimos la fotografía oscura también en Photoshop.
  • Seleccionamos la fotografía oscura (Ctrl+A) y la copiamos (Ctrl+C)
  • La pegamos sobre la fotografía clara (Ctrl-V)
  • Cerramos la fotografía oscura

Ahora disponemos de un único archivo con dos capas, la clara y la oscura. Es aquí donde empezamos el trabajo de fusión.

Técnica de fusion (Digital Blendig) 1

Para realizar esta fusión podemos emplear diversas técnicas. La primera que os contamos se realiza de la siguiente manera:

  • Seleccionamos la capa que contiene la imagen oscura (la que está más arriba. Si no la hemos cambiado el nombre, se llamará "Capa 1").
  • Añadimos una nueva máscara de capa, pulsando el segundo botón empezando por la izquierda que aparece en la parte inferior de la pestaña Capas.

Con esto se creará una máscara blanca.

Seleccionamos la capa que contiene la imagen clara (la de abajo, con el nombre "Fondo")

Pulsamos Ctrl+A para seleccionar la imagen.

  • Seleccionamos la máscara de capa blanca asociada a la capa oscura, pulsando con el ratón mientras mantenemos pulsada la tecla Alt.
  • En ese momento, la ventana donde se muestra la imagen de la capa activa se volverá blanca, porque estaremos viendo la máscara.
  • Pegamos la imagen que habíamos copiado con Ctrl+V.
  • Veremos que se ha pegado la imagen, pero en blanco y negro. Esto se debe a que las máscaras son en blanco y negro.
  • Aplicamos un desenfoque gausiano de 40 puntos de radio (Filtro -> Desenfocar -> Desenfoque gaussiano)
  • Pulsamos sobre la imagen de la capa superior y ya podemos ver el resultado final.